22 de junio de 2007

Los caminos se cruzan

Es increíble de qué manera, tarde o temprano, los caminos se cruzan...
Esta nueva tarea de comentar nuestras experiencias sobre las visitas a las comunidades de ORKUT, y, en especial, la invitación a la comunidad del tren de la web 2, a la que me llevó uno de los maquinistas; hicieron que leyera con atención el artículo que publicó Daniel en su blog. No sólo me pareció espectacular, sino que también me dio ideas para aplicarlas en mi tarea diaria como docente. Hasta aquí todo venía transcurriendo con normalidad, hasta que al pensar en olores y sonidos (como lo propone Daniel) relacionados con las imágenes, recordé que uno de los disparadores de este blog fue un tema de Jairo (El Ferroviario, del cual no he podido encontrar un video en ninguno de los repositorios conocidos). En ese momento me acordé que Jairo había cantado temas de Borges!!! Busqué en su discografía y lo encontré! El segundo poema de 1964 que cita Daniel en su artículo. Quise hacer el trabajo que propusiste Daniel, pero agregándole sonido, los aromas seguramente vendrán a la mente solos, al ver y escuchar este video. Espero que les guste...



2 comentarios:

Daniel I. Krichman dijo...

Muy bueno!. Me gustó mucho y me alegra que te haya servido lo que escribí. Hay alguna imágenes realmente bellas y muy bien ensambladas con el texto. Inclusive (esto me atrevo a decírtelo porque veo que sos una pasajera muy aplicada... jajaja) se podría ganar más, ablandando las transiciones: pasando en algunos lugares de una imagen a la otra por fundidos largos o cortos, con wipes (el barrido a veces da como significante extra la ventana que se abre o la cortina que se corre y descubre lo que hay detrás)y no siempre por corte, lo que contribuiría a crear un clima más ensoñado aún.
Si te animás, lo trabajamos un poco más y hecemos una segunda nota para publicar en los blogs. Entonces, de paso podríamos poner el acento en la importancia del trabajo en equipo cuando se trata de temas de comunicación. Uno se enamora siempre de lo que hace y le cuesta hacer cambios. Se necesita la mirada de otro para que te devuelva a las premisas o te muestre lo que no ves, porque estás viéndolo desde la empatía que te produce. Al fin y al cabo estas cosas son como los hijos: el mío es el mejor del mundo...
Un abrazo enorme
danielk

Adriana López dijo...

Acepto la propuesta encantadísima!!! El trabajo en equipo es siempre el más rico porque todos aprenden de las capacidades que aporta cada integrante. Es cierto lo que decís de las transiciones, el tema es que no las apliqué porque me suenan a los conocidos efectos del Power Point que a veces saturan tanto. Por eso quise pasar de un cuadro al otro sin aplicarle ningún efecto. Pero por otro lado creo que tal vez con tu aporte pueda vencer esas resistencias que algunos tenemos a determinadas cosas. Así que nos mantenemos en contacto para realizar la segunda nota juntos!!! Gracias por tus comentarios.