14 de abril de 2008

Lobos – Segunda parte

Lobo estás?
Sí, claro que sí! Lobos está, y está hermosa. Qué ciudad!!!

Da gusto cuando los habitantes de una comunidad trabajan juntos para hacer del lugar donde viven un sitio en el que dan ganas de quedarse a vivir. En esta segunda recorrida tengo que mencionar algo que ya había notado en mi visita anterior, y es la limpieza que vi. en toda la ciudad. Ni un solo papel, ni en sus veredas ni en sus calles, a pesar de haber visto cestos de residuos sólo en sus paseos o parques. Eso habla bien de su gente no? Las fachadas de las casas las han conservado intactas y algunas las han pintado con colores bien llamativos, sobre todo, los locales comerciales. Pero han sabido conservar el estilo original de la construcción.

En mi nueva visita a la Estación de Ferrocarril, no me daban ganas de irme, esa mañanita de sábado bien tempranito daba el sol sobre el andén (como verán en las fotos) y estaba como para quedarse un ratito largo en sus bancos de madera. Justito llegaba el tren del Sarmiento que traía gente que bajaba del furgón con sus bicicletas y en ellas una piedra de afilar. Más tarde ví a los afiladores en los alrededores de la plaza, cerca de los centros comerciales, trabajando un sábado por la mañana bien tempranito. En la estación de tren se repite el detalle de la limpieza, el orden y la pulcritud. La estación está hermosa, bien pintada y cuidada, desde sus paredes hasta el galpón de cargas. Desde los cambios de vías hasta el tanque de agua (fíjense en las fotos que han conservado hasta la placa identificatoria de la firma inglesa que lo construyó); tanque que da a un nuevo paseo: “El paseo de las esculturas y murales”. Este paseo fue hecho para recuperar un espacio que estaba abandonado al lado de la estación. Sus esculturas son espectaculares y sus murales una delicia.




2 comentarios:

LuKas dijo...

Conoces este links sobre la historia del tren?

s2

Adriana López dijo...

Si ves a la derecha la parte de enlaces, hay uno sobre la historia de los trenes.