25 de julio de 2008

Y llegó el receso invernal!!!

Desde este fin de semana y durante dos semanas, las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires cierran sus puertas, los docentes comenzaremos a hacer cursos de perfeccionamiento y los alumnos a disfrutar de un merecido descanso.

Sin lugar a dudas un lugar hermoso para caminar en esta época disfrutando de sus calles en las tardecitas de sol y recorriendo lugares históricos, es el barrio de Villa Devoto.

Es uno de los 48 barrios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se trata de un espacio urbano residencial de casas bajas, fundado por el italiano Antonio Devoto.

Fue considerado "El jardín de la Ciudad", porque contaba con más árboles que cualquier otro barrio porteño, pero con el correr de los años perdió tal característica. Hay escaso tránsito vehicular. Sus casas son bajas y con jardines amplios, no habiendo demasiados edificios. Su nombre le fue dado en homenaje a don Antonio Devoto quien fuera dueño de estas tierras, poseedor de una de las fortunas más grandes del país y de Sudamérica. Alternó con la más alta élite porteña de la época y ayudó tanto a su país de origen, Italia, durante la Primera Guerra Mundial que consiguió el título de Conde, otorgado por el Rey.

Sus calles son surcadas por dos tendidos férreos. Uno, el perteneciente al Ferrocarril Mitre (ramal Suárez) y el otro, el perteneciente al Ferrocarril Gral. San Martín. Por eso hay dos estaciones de tren con la denominación “Devoto”.

Sobre la Estación Devoto de la línea San Martín, podemos encontrarnos con una “joyita” ferroviaria: el llamado “Kassel Resto-Bar”.

Abre sus puertas a las 18 horas y nos ofrecen una variedad de opciones; desde tragos especiales hasta tortas para los más golosos. En cuanto al menú, la cena es una exclusiva cocina de autor. Es atendido por sus propios dueños y hasta nos ofrecen la opción de alquilar el furgoncito de cola rojo (que se ve en las fotos) para celebrar ocasiones especiales, cumpleaños y agasajos.


Cuenta con un patio interior que se encuentra sobre un deck que da a la estación del tren y en donde hay mesitas con una pantalla gigante para disfrutar de videos mientras se toma alguna de la variedad de opciones.


Pero saben qué es lo más lindo? Sentarse en los asientos del vagón delantero, el que da a la plazoleta de la estación. Disfrutar de cada uno de los detalles de un vagón de tren del año 1890, con sus maderas y bronces originales como pueden observar en las fotografías.



Un lugar digno de visitar...







...en estas mini vacaciones.


3 comentarios:

Ramo!! dijo...

Sin lugar a dudas uno de los barrios más lindos de la Ciudad, con un microclima muy particular y pintoresco.

Un pequeño defecto, en el corazón de devoto funciona el Colegio FASTA San Vicente de Paul, una institución del OPUS DEI que se ocupa de lavar los cerebros de muchos jóvenes del barrio con conceptos que sonarían anticuados hasta para un cruzado medieval.

Adriana López dijo...

Hola Ramiro!!! Respecto a tu comentario, "dicen que donde hay mucha guita...", obviamente no deben ser como los curas de la Iglesia de Nuestra Sra. de Pompeya donde fui bautizada. Gracias por pasarte por aquí.

Anónimo dijo...

Querida Adriana mi lindo tu espacio. quisiera saber si tenes fotos de la estacion Buchanan. Soy parte de un grupo q la estamos reconstruyendo, ya pusimos el cartel, reparamos y llenamos el viejo tanque de agua y ahora estamos en plena reparacion del aljibe y mas adelante pensamos reparar los baños.Te paso mi direccion de mail.
leoelsanto@hotmail.com
Saludos cordiales
Leonardo